Cerrar

Entrevista a Óscar Huertas, CEO de Laniakea

En las oficinas de UGRemprendedora, entre las empresas incubadas, hay una en particular que ha hecho de todo el conjunto de las galaxias su marca y filosofía de empresa.

Para UGR Emprendedora es un placer presentaros una pequeña mirada a la inmensa carrera de nuestro emprendedor, Óscar Huertas de la empresa de comunicación científica, LANIAKEA.
Hoy, con él, vamos a descubrir la importancia de la divulgación científica. Esta necesidad fue oficialmente reconocida por la UNESCO en el lejano 1999 durante la Conferencia Mundial de la Ciencia, y presente en la “Declaración de la Ciencia y el Uso del Conocimiento Científico”. El conocimiento científico debe ser compartido para que el mundo pueda mejorar y extender sus capacidades para actuar y tomar decisiones informadas, conscientes y responsables.

Pero ¿es fácil comunicar la investigación científica? ¡Vamos a verlos juntos!

Comenzamos con una pregunta introductoria. ¿Cómo te defines como persona y empresario en 3 adjetivos?

Pragmático, currante y socialista.

Háblanos de tí antes de montar una empresa. De tus estudios y experiencia laboral previa. 

Creo que nunca he tenido buen ojo para elegir a lo que me dedico (en el sentido económico). Primero músico, luego científico y ahora emprendedor. No aprendo.

Antes de llegar la universidad pensaba que me dedicaría a la música. Tocaba el trombón de varas en varias bandas municipales, en una charanga y lo disfrutaba mucho. Pero no era demasiado bueno y me di cuenta de que debía haber empezado desde muy pequeño o dedicar desde ese momento muchísimos años. Además me llamaba mucho la atención la ciencia y la investigación. Dudaba entre medicina o biología y me alegro mucho de haber ido por el camino de la biología porque creo que lo he disfrutado muchísimo. En el cuarto año descubrí que el segundo ciclo de bioquímica era mucho más aplicado a investigación y aunque me quedan solo 4 asignaturas para tener las dos titulaciones, decidí acabar bioquímica. 

Durante 3 años fui alumno interno del departamento de Parasitología de la facultad de Ciencias con el Dr. Manuel Sánchez y aprendí mucho. Tuve la oportunidad de ir a congresos, publicar mis primeros artículos y ganar en experiencia y currículum. Invertí muchos días y horas de tiempo como estudiante en esos laboratorios y el resultado fue que acabé la carrera siendo autor de varios artículos científicos en revistas internacionales (algo poco común). 

En mis años de estudiante tenía que trabajar para mantenerme porque vengo de una familia sin muchos ingresos. Camarero, jornalero del campo y peón de obra han sido algunos de mis trabajos, hasta que en 2007 empecé como educador de museo en el Parque de las Ciencias durante los fines de semana. Es el trabajo que más he disfrutado en mi vida y de donde vino mi amor por la divulgación de la ciencia. 

En 2010, una vez acabada la carrera y mientras hacía unas prácticas ICARO en empresa, me concedieron una beca predoctoral FPI en el CSIC. Me fui a Madrid, hice un máster de Biotecnología Agroforestal, más tarde volví a Granada, a la Estación Experimental del Zaidín y acabé mi tesis en Microbiología y Biología molecular. 

Al acabar la tesis (o antes de acabar, mejor dicho) miré a mi alrededor y ví lo precaria que es la ciencia. Que las plazas no salen, que hay un embudo enorme de investigadores en formación que jamás conseguirán una plaza (más que un embudo en una trama que deja pasar a algunos y jamás dejará pasar a otros). De alguna forma sabía que no me dedicaría toda la vida a la investigación, de modo que la decisión era, dejar la investigación a los 40 o 45 años… o dejarla a los 30. 

Y dejé la investigación, aunque no la ciencia. Durante la carrera y la tesis la divulgación había estado muy presente y creí ver una oportunidad de trabajo en la gestión de esa divulgación. De ahí nació la empresa. 

En cuanto a tu empresa. ¿Qué necesidad o problema has encontrado en tu sector? 

LANIAKEA es una empresa de comunicación y divulgación científica, registrada como agencia de marketing y comunicación, pero esos términos no se ajustan exactamente a lo que hacemos. 

En investigación la comunicación de la ciencia siempre ha sido muy importante pero ahora además es obligatoria en convocatorias de Europa y en otro tipo de proyectos. Hacer una buena comunicación y divulgación no es sencillo y se requiere de formación y preparación. Al final es una mezcla de periodismo y muchos conocimientos específicos de ciencia. Además, contratar a gente con cargo a proyecto de investigación no creáis que es sencillo en algunas instituciones. Lo que sí se puede es contratar servicios de empresa para hacer ciertas cosas. 

En ese momento en que decidía dejar de investigar, con mi experiencia en divulgación y viendo que los proyectos y centros de investigación necesitaban ese tipo de servicios, pero tenían muy complicado contratar… conocí a mi socia Ana Tamayo (Periodista) que necesitaba abrir una empresa para dar servicios a un proyecto concreto. Pues genial. Periodista y Científico nos aliamos para abrir una empresa que tuviera ambos servicios en uno. Al pasar un año a Ana le ofrecieron un buen puesto en la Agencia del Medicamento y se fué, de modo que ahora soy el único socio (aunque no trabajo solo).


Detrás del nombre LANIAKEA hay una historia muy fascinante…

Los primeros proyectos que hicimos con la empresa eran de Astrofísica y Ana y yo tenemos un nexo de unión importante que es nuestro amigo Emilio García (responsable de la UCC del IAA-CSIC y uno de los grandes de la divulgación en España), de modo que el nombre iba a ir por ahí, sí o sí. 

LANIAKEA es una palabra de origen hawaiano que designa al supercúmulo de galaxias al que pertenece la nuestra, la vía Láctea. Su significado es Cielos Inconmensurables y fue propuesto por David Nawa´a Napoleon, profesor de lengua hawaiana, en honor a los navegantes polinesios y su conexión con el firmamento.

También es un disco de Iván Ferreiro… pero eso vino después (risas). 

El caso es que es un nombre muy desconocido y cada vez que nos lo preguntan nos da pié a explicar y divulgar ciencia, que es a lo que se dedica la empresa. Toda una declaración de intenciones. 


En el 2018 has conocido UGRemprendedora y desde ese año ha empezado una estupenda colaboración. Cuéntanos qué te llevó a conocer UGRemprendedora y los primeros pasos….

Efectivamente. Cuando a uno le comienza a rondar por la cabeza la posibilidad de abrir una empresa pues se pone a mirar, buscar, preguntar y por suerte, pronto me encontré con Beñat, que trabajaba en UGR Emprendedora. Comencé a asistir a cursos, formaciones y tal, y cuando supe que ofrecían espacio para alojar empresas, lo solicité y me lo concedieron. En ese momento comienzas a entrar en contacto con mucha gente que tiene intereses similares a los tuyos y que te hacen crecer poco a poco. 

Yo no he sido el típico alojado que primero hace la formación, lo piensa todo mucho y luego se lanza a montar la empresa. Yo casi lo hice todo al revés, porque las opciones de empezar a trabajar con proyectos concretos llegaron pronto. Lo bueno es que he ido aprendiendo a la vez de la mano de la gente de UGR Emprendedora. Una formación y contacto que, si no cuentas con ellos, debes buscarlos.  


Se habla mucho de los éxitos, pero casi nunca de lo que hay detrás de ellos, todo el esfuerzo, el trabajo diario y constante y sobre todo los errores. Los mismos que nos guían y nos hacen entender qué camino tomar y cuál cambiar. Si tuvieras que pensar en toda tu carrera, ¿cuáles serían los tres errores que recomendarías no cometer?

Creo que todos debemos cometer errores, cada uno los nuestros. Es la forma más dura pero efectiva de aprender. Yo he cometido unos cuantos y los que me quedan por cometer jeje. 

Lo primero que recomendaría es formarse. La gestión de una empresa, las formas societarias, inversiones, servicios, facturas, contable, laboral, leyes, protección de datos… en fin, no es algo que uno aprende estudiando bioquímica y por tanto es lógico hacer formación de todos esos temas. Porque se puede hacer cuando ya estás funcionando, pero hay temas que llegan después de las prácticas y claro, pasa lo que pasa. Entrar en los programas de formación de UGR Emprendedora es una muy buena idea. Y si puedes hacer un proceso de mentorización, mejor. 

En segundo lugar, la relación con los socios y primeros compañeros del camino. No es un fallo que yo cometiera, pero es un fallo muy recurrente. Hay ciertos perfiles en tu empresa que te interesará tener como socios y otros que los podrás contratar o subcontratar antes o después. Cuidado con abrir empresas con amigos porque de cervezas mucha gente me cae genial, pero no montaría un negocio con ellos. En cualquier caso, recomiendo hacer un pacto de socios al principio. Un pacto que quede por escrito y firmado porque las palabras se las lleva el aire y cuando comienza a haber dinero y problemas de por medio es muy complicado hablarlo todo. Y montar una empresa hay que hacerlo como cuando te casas… pensando qué pasará si mañana te enfadas y te divorcias. Las cosas claras desde el principio.

En tercer lugar, cuidado con las ayudas y subvenciones. Prácticamente nadie da duros a cuatro pesetas. Empezar un proyecto es muy duro, requiere de muchas horas de trabajo y te exige un buen margen de error (porque vas a estar trabajando sin cobrar durante bastante tiempo). Es muy tentador mirar todas las ayudas, subvenciones y tal desde el principio, pero no las pidas por pedir ni te endeudes sin un buen plan de trabajo. Intenta hacer las cosas poco a poco y meter dinero o invertir cuando lo veas muy claro. Aún así no hay garantías. A nosotros nos pasó con una ayuda que pedimos al principio que no ha traído más dolores de cabeza que otra cosa. 


¿Dónde consideras que hay oportunidades de negocio en tu sector?

La comunicación y divulgación son muy amplias. Desde llevar las redes sociales, crear notas de prensa, hacer vídeos, crear contenido para la web, montar eventos que van desde una charla hasta eventos que ocupan toda la ciudad implicando a muchas instituciones. Se puede hacer formación y enseñar todas las posibilidades y formatos en los que mostrar la investigación. Las posibilidades son virtualmente infinitas (virtualmente porque hay cosas que puedes imaginar, pero cuestan mucho dinero). Uno de los primeros pasos que damos con los investigadores y centros de investigación o empresas es mostrarle la variedad de proyectos que se pueden llevar a cabo. Desde un resumen gráfico o en cómic de un artículo hasta hacer un documental o una obra de teatro. Convertir la investigación en obras de arte o montar una charla interactiva. 

Otra cosa que he descubierto en esta cuarentena (que en realidad la sabía, pero la he puesto en el centro de mi actividad) es la de provocar que investigadores de diferentes áreas, clínicos, empresas e instituciones se entiendan al hablar. Crear espacios y formatos en los que sea posible entenderse (incluso enterarse primero uno de todo lo que hacen y después traducirlo a los demás). 


¿Qué servicio os ayudaría como empresa?

En estos momentos nos vendría bien otro perfil parecido al mío con formación científica y de comunicación. Yo tengo claro que ya no tengo más tiempo para dedicar y un perfil coordinador de contenidos y con conocimiento nos vendría bien. 

Obviamente si conseguimos más proyectos me gustaría poder contratar a un diseñador a tiempo completo y un perfil de periodista… pero debemos aún crecer un poco más y tener más proyectos para eso.  

 ¿Qué tipo de proyectos de investigación científica se están desarrollando y cual piensas que son interesante y
que darán forma al futuro de la investigación científica y provocarán cambios en la sociedad?

Creo que todo lo que implique minería de datos, programación, ingeniería electrónica, inteligencia artificial, etc tiene un futuro muy prometedor. Alguna empresa de meta análisis de textos científicos que te haga una revisión sistemática de un campo concreto, empresas que general algoritmos y automatizan procesos. En definitiva, creo que es lo más resultados nos va a dar en los próximos años y donde estarán los mayores avances.  

¿Como y donde te imaginas dentro de 3 años? 

Esto de la cuarentena me ha puesto unas gafas muy grandes delante de la mirada y me cuesta mucho pensar a años vista. En enero tenía muy claro lo que quería para este año y el que viene, pero ahora… es difícil. 

Me gustaría tener proyectos más ambiciosos y bien remunerados, diversificar un poco y dar servicio a empresas y no solamente a centros de investigación (depender 90% del sector públicos es peligroso e inestable). Si conseguimos mantener los proyectos que tenemos y ampliar algunos más para poder contratar esos dos o tres perfiles que comentaba, creo que nos daría un tamaño y organización suficientes para ser muy eficientes y competitivos. 

Por ahora el 80% del trabajo que hacemos es con proyectos en Granada y estaría bien poder expandirnos y dar servicios en otros sitios (con la dificultad que eso entraña siendo una empresa de servicios tan especializados). 

También este año serás presente al evento del Alhambra Venture. ¿Qué expectativas tienes, qué está buscando LANIAKEA? 

Si, va a ser el segundo año que participamos y el año pasado conocí a varias personas y proyectos muy interesantes con los que estamos trabajando. 

Me gustaría ofrecer las líneas de negocio alternativas que hemos desarrollado durante la cuarentena de eventos online, formación y catas científicas de cerveza desde casa. 

Pero además nos gustaría conocer empresas que puedan necesitar de nuestros servicios a la vez que conocer servicios de empresas de los que luego poder tirar nosotros. Ofrecemos muchos servicios conjuntos con otras empresas, freelance y autónomos y crear una buena red de contactos de colaboración siempre es útil y deseable.  

Finalizamos la entrevista con un pequeño consejo que quieres dar a los jóvenes emprendedores que nos están leyendo… 

Pufff, no sé si soy el más adecuado para dar consejos. Aún me queda muchísimo por aprender. Más que un consejo creo que haría una reflexión necesaria. El mercado laboral ha cambiado (cambia en realidad cada poco tiempo) y esos puestos de trabajo para siempre ya no existen. Es muy difícil que alguien salga de su formación, encuentre trabajo “de lo suyo” y permanezca en ese sector o puesto durante toda la vida. Creo que el mercado laboral y la realidad cambia tan deprisa que lo que estudias hoy mañana ya no te vale y está desfasado. Pero si hay algo que es de suma utilidad y podemos y debemos aprender, la capacidad de adaptarnos y cambiar, innovar. Es posible que tengas que empezar a trabajar, seguir estudiando, cambiar de trabajo, volver a renovarte y estudiar y así toda la vida. Es muy seguro que, si montas una empresa, cierre o la vendas en pocos años y pivotes tu actividad hacia otra cosa. ADAPTACIÓN en sentido más Lamarckista (porque si nos quedamos con la versión de Darwin, en este caso, solo sobreviven los más aptos). 

Debemos perder el miedo a fracasar. Fracasar es aprender, es conseguir experiencia y sobre todo, no volver a cometer el mismo error. En ese sentido debemos parecernos más a los emprendedores de EEUU que no temen las rondas iterativas de ensayo y error. 

Olvida eso de “trabajar de lo tuyo” porque puede que aún no sepas qué es lo tuyo. 

Con esta primera entrevista a un participante del Alhambra Venture, aprovechamos para invitaros al evento Alhambra Venture. Donde también Óscar os esperará con todo su carisma y amabilidad.

Si tienes curiosidad y quieres sumergirte en el mundo de la comunicación científica no dudes en contactar con Óscar, aquí sus redes sociales:

Óscar Huertas: Twitter, Facebook, Instagram y LinkedIN

Laniakea: WEB, Twitter, Facebook, Instagram y LinkedIn

¿Te ha gustado? ComparteShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

UGRemprendedora

En UGRemprendedora se encuadran las acciones que la Universidad de Granada realiza para impulsar el emprendimiento y la cultura emprendedora entre la comunidad universitaria con el fin de generar innovación y contribuir al valor económico y social del entorno.


Ver eventos
Ver programas
Ver recursos

Más novedades

Apúntate a nuestra Newsletter

Recibe toda la actualidad para emprendedores en tu email. ​​​