fbpx
Cerrar

“El arte del bootstrapping” por Vanesa Barrales

Vanesa Barrales analiza y comenta el interesante mundo del "bootstrapping". ¿Aun no sabes de que trata este concepto? ¡Nuestra subdirectora te lo explica de manera clara y sencilla en este artículo!

Parece que al hablar de startups, es inevitable referirnos al capital riesgo, porque si algo se espera hoy en día de una startup, es que sea escalable y crezca rápido. Para conseguirlo, probablemente necesite recursos financieros, que no va a conseguir fácilmente en las fuentes de financiación habituales de las empresas. Por eso, las startups que avanzan recurren a business angels e inversores de capital riesgo.

Sin embargo, hay otras formas de crecer sin comprometerse con inversores que también determinarán unas condiciones exigentes en la evolución del proyecto. En la jerga del emprendimiento cada vez es más frecuente hablar de ‘bootstrapping’, una forma de crecer a través de la autofinanciación y la liquidez que el mismo proyecto es capaz de generar en etapas más tempranas.

¿Pero eso es posible?

Se consigue más fácilmente cuando los emprendedores del proyecto son capaces de prestar un servicio aplicando sus conocimientos y habilidades. Imaginemos un equipo emprendedor que ofrece servicios de programación o consultoría aprovechando una megatendencia del mercado para satisfacer necesidades clientes concretos. A esto hay que sumarle que no necesite una gran infraestructura, que recurra a aplicaciones de código abierto y a las redes sociales para gestionar su publicidad y marca. Se trata de poder generar ingresos y que al mismo tiempo, los gastos no se disparen.

Además de la prioridad de generar liquidez, otra idea interesante es aprovechar el servicio que se le presta al cliente para ser capaz de entender qué quiere el cliente, e ir adaptando la propuesta de valor que tenemos en mente para que cada vez sea más sólida. Con esta forma de trabajar, el equipo emprendedor se beneficia del desarrollo que realiza trabajando bien de cerca con un cliente, en lugar de trabajar un largo periodo de espaldas al mercado, con el riesgo de que hayamos desarrollado a la perfección algo que nadie necesita.

Llegado a este punto… ¿has pensado en algún servicio que puedas ofrecer mientras trabajas en tu proyecto emprendedor?

Para los que sientan curiosidad, el término ‘bootstrapping’ se deriva de la cinta colocada en la parte trasera de las botas, con la que hacemos fuerza para calzarnos la bota nosotros mismos.

Puedes saber más leyendo ‘El arte de empezar 2.0’ de Guy Kawasaki.

Vanesa Barrales

Nuestra autora Vanesa Barrales Molina es Subdirectora de Cultura Emprendedora y Profesora de Dirección de la Innovación y la Tecnología en la Universidad de Granada.

https://www.linkedin.com/in/vanesa-barrales-molina-b2368774/

https://www.instagram.com/vanesabm00/

¿Te ha gustado? ComparteShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

UGRemprendedora

En UGRemprendedora se encuadran las acciones que la Universidad de Granada realiza para impulsar el emprendimiento y la cultura emprendedora entre la comunidad universitaria con el fin de generar innovación y contribuir al valor económico y social del entorno.


Ver eventos
Ver programas
Ver recursos

Más novedades

Apúntate a nuestra Newsletter

Recibe toda la actualidad para emprendedores en tu email. ​​​